💡 Algo cambió completamente mi forma de escribir y quiero compartirlo contigo

¿Sabías que cada uno de nosotros puede transformar ideas en productos potentes? Te contaré mi historia favorita👇🏼

Maneras de ganar dinero por internet

Estoy casi segura de que cualquier inmigrante en algún momento buscó en Google «maneras de ganar dinero por internet». Tal vez me equivoco, pero ese fue mi caso.

 

En aquella búsqueda encontré una plataforma de crowdsourcing (colaboración colectiva), la plataforma era un marketplace de ideas, conecta creativos y grandes empresas.

1. Una empresa tiene una necesidad.

2. Los creativos quieren ganar dinero.

3. La plataforma los conecta, fin, todos ganan.

 

Parecía legítimo, y lo era.

 

Era la primera vez que hacía eso, no tenía nada que perder y me puse en marcha. Había varios proyectos que requerían habilidades distintas, escogí uno que estaba a mi alcance. Mi círculo cercano me ha dicho que soy muy ocurrente, así que en eso confiaba: mi habilidad era idear.

 

Este proyecto era para una corporación en Bogotá🇨🇴, necesitaban una idea para lanzar un proyecto de recaudación de fondos para niños desamparados, algo así. Envié mi idea.

Cerró la convocatoria, pasaron muchos días, el proyecto decía “en revisión”, y yo no recibía noticias. “Qué va, soy nueva en esto, es mi primera vez, qué voy a estar ganando”, pensé.

Días más tarde, recibí este correo👆🏼. Te imaginarás mi asombro, fue una sorpresa grandísima. Me pidieron hacer unas correcciones, pedí ayuda, y volví a enviar la idea para la ronda final con otros cinco finalistas.

Lamentablemente, mi idea no fue seleccionada pero gané una lección importantísima que jamás olvidaré: logré ser finalista sin preparación, si me preparo, puedo tener resultados mayores.

Walmart de Guatemala

Meses después, volví a revisar los proyectos de la plataforma. Uno de ellos llamó mi atención y comencé a leer el brief, (documento con los detalles de la marca, objetivos, entregables, entre otros). Era un proyecto para Walmart en Guatemala, sí, Walmart esa empresa gigantesca de talla internacional.

En la descripción de este proyecto decía algo más o menos así «Para mejorar tu propuesta, consulta este curso», un curso gratuito de Teachlr: Publicidad, Ideación y Concepto. Así que vi ese curso completo y clase tras clase aprendí muchísimo de cómo preparar mi idea.

 

Cuando terminé el curso me sentí así:

Correo electrónico con respuesta "ya eres finalista"

No tenía idea de cómo comenzar. Repasé el curso varias veces, hice brainstorming, escribí, leí el brief, escribí, me frustré varias veces, me relajé, volví a escribir y se me ocurrieron varias ideas. Así que empecé a organizarlas una por una.

Fueron unas 3-5 ideas, las envié por separado para tener más oportunidad de ganar, claro.

Pasaron muchas semanas, el status del proyecto era «en revisión» y me olvidé de eso, pensé “Otra vez no gané, tal vez intente después”. Hasta que un día recibo un correo, que en el asunto decía:

Correo electrónico con respuesta "ya eres finalista"

¡Gané!

  ¿Gané? ¿Sin ser finalista? Sí, así fue, este proyecto no tendría finalistas, sólo ganadores. Me pidieron algunos detalles adicionales, entre esos el insight base (de dónde surgió la idea), y listo.

Cuando me preguntan ¿Qué logros has tenido? Contar esta experiencia es un must, está en mi top de logros. Con esto aprendí que:

1. Es posible vencer al síndrome del impostor🦸🏼‍♀️.

2. Solos vamos a pie, pero con educación vamos en un carro, (de carreras, por si acaso)🏎️.

3. Y por último, y más importante: todo comienza con una idea.

Transformé una idea en una historia, y una historia en un producto (Me pagaron por mi idea).

Creo que todos tenemos buenas ideas, sólo nos falta como dijo Steve Jobs, unir los puntos.

 

En mi newsletter te enseño (con historias y dibujitos) a unir los puntos y transformar tus ideas en productos👇🏼.